Verano 2023: planes tradicionales… ¡y alternativos!

Cuando pensamos en el verano en España, nuestra mente a menudo evoca imágenes de playas llenas de bañistas, cielos soleados y, por supuesto, deliciosas comidas al aire libre. Sin embargo, el panorama vacacional ha cambiado y se ha diversificado notoriamente en los últimos años. 

Mientras que algunos siguen siendo fieles a los tradicionales días de playa, otros buscan nuevas formas de disfrutar de la estación más cálida del año. A continuación, exploraremos las múltiples facetas del verano español.

Vacaciones en la playa: El clásico de los veranos españoles

El verano, con su sol radiante, cielos azules y temperaturas agradables, ha sido durante mucho tiempo un sinónimo de playa en España. La visión de kilómetros de costas arenosas, familias disfrutando de picnic y niños construyendo castillos de arena es una estampa tradicional que nunca pasa de moda. 

Para muchos, nada puede superar la sensación de pasear por la orilla con los pies descalzos y bañadores cómodos, sintiendo el roce de la arena cálida y el suave contacto de la brisa del mar.

Además, las actividades acuáticas no se quedan atrás. Las motos de agua, por ejemplo, se han convertido en una opción muy popular entre los jóvenes y aquellos que buscan una dosis de adrenalina en su tiempo de ocio. Surf, buceo y vela también se encuentran entre las propuestas más atractivas que se pueden disfrutar en las costas españolas.

Rutas de trekking: La alternativa en auge

Pero la playa ya no es la única opción. En los últimos años, España ha demostrado tener mucho más que ofrecer a sus visitantes y residentes durante el verano. En particular, el turismo de montaña y las rutas de trekking han ganado un merecido protagonismo. La diversidad geográfica del país ofrece un amplio abanico de paisajes, desde frondosos bosques hasta escarpadas cumbres, que son el paraíso para los amantes del senderismo.

Los beneficios de estas actividades al aire libre van más allá de lo físico. En el ritmo frenético de la vida moderna, un día de trekking puede proporcionar un respiro bienvenido y la oportunidad de reconectar con la naturaleza. 

La Sierra de Guadarrama en Madrid, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en Huesca o la Ruta del Cares en Asturias son solo algunos ejemplos de rutas de trekking populares que prometen impresionantes vistas y una experiencia inolvidable.

Actividades culturales y gastronómicas: El extra perfecto

El verano en España también ofrece una gran cantidad de actividades culturales y gastronómicas. Las noches de verano son perfectas para disfrutar de conciertos al aire libre, festivales de música, representaciones teatrales y exposiciones artísticas. 

Asimismo, la rica y variada gastronomía española, que va desde las tradicionales tapas hasta los deliciosos mariscos y la reconocida paella, se disfrutan mejor en una terraza con vistas al mar o en un pintoresco pueblo de montaña.

No te olvides del cuidado de la piel en el verano

Ya sea en la playa o en la montaña, es importante recordar que las actividades de verano implican una exposición al sol que debe ser manejada con el cuidado de la piel en mente. El sol puede ser un compañero brillante y agradable en nuestras aventuras, pero también presenta un riesgo real de daño a la piel.

Por tanto, es esencial usar protector solar con un factor de protección alto, aplicándolo de manera generosa y frecuente. Además, el consumo de suficientes líquidos y el uso de cremas aftersun y lociones hidratantes pueden ayudar a mantener la piel saludable y luminosa durante todo el verano.

España es, sin duda, un festín de posibilidades y oportunidades para todos los gustos. Gracias a su clima favorable y la increíble diversidad geográfica y cultural, el país ofrece un lienzo de incontables experiencias veraniegas.

Últimos artículos

Scroll al inicio