Los vestidos que se vendrán para la temporada primaveral este 2010, son muy sofisticados y femeninos, con diseños que incorporan aplicaciones, fruncidos y detalles hermosos, que realzan la belleza de la mujer en toda su magnitud.

Algunas telas, con encajes y colores fuertes, nos dejan una lección sobre cómo encontrar el equilibrio entre lo más moderno y vanguardista y lo clásico, reflejándose esta ultima característica en el diseño más bien formal de algunas prendas, que sólo adquieren un toque de modernidad cuando se les añade algo extra.

Los botines no están lejos de esta colección primaveral, que adquiere un toque más que especial cuando se lleva con este tipo de zapato, que forma las piernas de una manera que me encanta.

Muchos dicen que los botines no juntan ni pegan con los vestidos de la temporada primaveral, sin embargo, desde hace mucho se están llevando de lo mejor con este tipo de ropa, no sólo como moda, sino como un accesorio que permite caminar con más comodidad.

Vía

1 Comentario

Comments are closed.