El diseñador oriental Yohji Yamamoto volvió a sorprender en su aparición en París con un desfile muy de época con toques transgresores.

Sus modelos desfilaron  con vestidos barrocos que parecían sacados del siglo pasado combinados con botas moteras en una estética muy kitch. Asímetrías, drapeados, mezcla de tejidos y formas muy estructuradas componían piezas curiosamente originales.

Frente a vestidos de lady desfilaban modelos con el pelo corto y trajes andróginos de corte masculino. Camisas blancas con lazo negro pantalones rectos y levitas.

Mucha dualidad y roles masculinos y femeninos en los distintos modelos.

Capas de volantes y sombreros y tocados de tul se mezclaban con zapatos masculinos y toques muy college en una pasarela que dividía modelos ultra femeninos por un lado y masculinos por otro.
Un desfile muy curioso, echarle un ojo a las fotos:
Fuente y fotos: ELLE