Zara como siempre propone diseños y modelos que reflejan las necesidades de la mujer actual y moderna. Las hombreras tienen que ser amplias, con hombreras abullonadas que agranden la espalda y afinen la cintura, porque la cintura de avispa vuelve.

Tal como sospechaban, la década de los 80 regresa otra vez, aunque a muchas no les guste y quieran otra cosa. Lo más divertido  para mi gusto, es que vuelven esas botas largas, las que llegaban más arriba de las rodillas, las famosas botas de medio muslo, que ni se les ocurra ocuparlas para ir a buscar trabajo.

Para la oficina, los trajes deben ser masculinos, con chaquetas formales y pantalones rectos. Incluso, son aceptables las chaquetas y chaquetones o abrigos de estilo militar, combinados con faldas de plumas.

Los pantalones pueden ser también hasta el tobillo, con tacos y chaquetas militares o de vestir clásicas, son también bienvenidas.

Pero el look casual que más me gusta es ese que lleva pantalones bien ajustados, una chaquetita con camisa blanca y botines de cuero negro. La sobriedad y el estilo de este look es clásico.

Para abrigarse del frío, los chaquetones de piel o de imitación piel son fabulosos, ya sean cortos o largos, además que son lo más abrigado que hay para el invierno.

No pueden faltar tampoco las botas de cuero tipo vaqueras, los chalecos con aplicaciones de piel, y la chaqueta de cuero negra, o de cualquier otro color.

Fotos