En verano lo que menos nos apetece es cubrirnos de ropa. Preferimos las telas amplias, cortas y enseñar carne para ponernos morenitas. Así que desterramos los abrigos en el fondo del armario hasta que llega el invierno de nuevo. Pero, ¿por qué no dejarlos en verano? No me refiero a esos abrigos pesados y calentitos, sino a otros especiales para esta temporada. Si los combinas bien, pueden darte un toque ideal.

Los abrigos deben ser de manga francesa, tela perforada o un tejido que sea fresco. Se llevan mucho los que llevan la manga por el codo, ya que te servirán como complemento a tu look. Elige tonos frescos, colores claros o flúor, siempre a la moda con las tendencias de esta temporada. Llevándolos con un vestido pueden ser el vestido ideal para una fiesta de mañana.

Además, tendrás un montón de opciones para elegir, porque Zara, Blanco, Mango y otras tiendas tienen modelos muy baratos e ideales que combinan con casi todo. Si eliges un tono neutro como el blanco o el negro lo tendrás incluso más fácil para llevarlo.

En cuanto a los complementos que más le pegan, un bolso de mano y unos zapatos de tacón serán los toques de glamour perfectos para esta prenda.

No dejes que el calor del verano te prive de ir elegante y a la moda. Los abrigos también son para el verano y no tienen por qué ser una prenda asociada con el calor. ¿No has visto cómo los lucen las celebrities? ¡Apúntate al carro!