Leyendo estas noticias uno no puede dejar de preguntarse en que mundo vivimos ¿Estamos locos? ¿Puede realmente una mujer que es madre de seis niños obsesionarse de tal modo con la delgadez para ponerse al borde de la muerte por voluntad propia? Pues parece que si.

La noticia ha saltado recientemente a través de la conocida revista In Touch y la repercusión ha tenido un impacto mediático brutal, no es para menos. Al parecer, según la información publicada la actriz sigue una dieta que apenas alcanza las ¡600 calorías diarias!

En este punto cabe recordar que los expertos dicen que una persona debe consumir al rededor de unas 2000 calorías diarias para desarrollar la actividad diaria sano y normal.

Si esto es cierto caerá el mito de belleza de Angelina Jolie y tendremos que empezar a considerarla una víctima mas de la obsesión enfermiza por la delgadez. De hecho su extrema desladez de los últimos tiempos ha hecho que  ella sola tirara el mito por los suelos, hoy día no es ni la sombra de lo que fue.

Cada vez son más frecuentes las noticas y artículos que se hacen eco de los continuos cambios de peso de la actriz y publican que en las últimas épocas ha mostrado una delgadez que pasaba a rozar los límites de lo desagradable.

Parece ser que actualmente la actriz vive a base de sopa y según palabras exactas de la fuente de la revista In Touch “Su dieta diaria es variable. A veces le da por el té verde y los frutos secos y sólo come esto durante varios días. Otros días le da por la carne roja y el vino tinto, y luego se arrepiente y vuelve al té y a veces añade una porción muy pequeña de proteínas”

Pero volviendo al tema del que hablamos, la revista In Touch revela que la obsesión de la actriz por no engordar llega al punto de que se encierra durante más de cuatro horas diarias en el gimnasio.

La revista Grazia por su parte publica que los familiares de la actriz están muy preocupados por su salud y por su aspecto cada vez más enfermizo. De hecho se explica que tiende a “olvidarse” de comer  y  a veces se limita a ingerir almendras,chucherias o un batido proteico.

Según las ultimas publicaciones parece ser que el peso real de Angelina Jolie actualmente ronda los 45 kilos y no olvidemos que mide apróximadamente 1,75. Eso explica el aspecto demacrado y triste que hemos visto en sus últimas apariciones.

¿De verdad la lacra de la delgadez está llegando al punto de que actirces de la talla de esta mujer lo puedan tirar todo por la borda, incluso su futuro al lado de sus hijos por una obsesión tan absurda como el físico?

¿Es posible que ella misma no se de cuanta de que hoy no es ni la sombra de lo que fue en su día? Antes era una mujer explosiva conocida por sus curvas sensuales, hoy no queda apenas nada de aquella chica. A las pruebas me remito, basta con echar un ojo a esta comparación del antes y el después de la revista Star:

 

Fuente y foto: Europa Press