Aunque todavía estamos en invierno, las colecciones de verano ya están viendo la luz. Oysho no ha tardado en desvelar su línea Beachwear para este año, que ha apostado por una combinación clásica que nunca falla: el blanco y negro.

La colección ya está disponible en la tienda online, donde puedes ver algunas prendas que pronto veremos en las tiendas. La verdad es que esta combinación de colores es un gran acierto, ya que la figura femenina se verá mucho más estilizada con estos colores.

La mayoría de los bikinis que se muestran por ahora son de estilo bandeau, con o sin tirantes. El efecto recto y cruzado de estas prendas es muy bonito y en los últimos años ha tomado el lugar del tradicional bikini de tirantes. También hay otros estilos, como los de efecto push up, ideales para lucir un cuerpo diez en la playa.

En la parte inferior vemos todo tipo de prendas: desde volantes y lazos hasta fruncidos que ciñen la prenda al cuerpo. Además puedes combinar las braguitas con la parte de arriba como desees, haciendo esto un conjunto único. Y lo mejor de todo es que la combinación no superará los 30 euros, con lo que es un precio muy asequible para que renueves tu vestuario de playa.

Y si no te gusta el blanco y negro, no te preocupes, porque aunque son los colores predominantes, también hay otros como el morado, el fucsia o el turquesa. Si quieres ir más allá, puedes atreverte con colores ácidos o cítricos, como el lima..

Por último, como complemento, puedes comprar algunos pareos a juego con estos diseños. Y es que a esta colección no le falta de nada. ¿Te gusta?