Estamos en pleno verano y precisamente por ello casi todas queremos lucir un color dorado favorecedor. Pero con el sol hay que tomar todas las precauciones posibles, ya que puede pasarnos factura a muy largo plazo, con lo que creo que salir sin protector, no hidratar la piel y también el cabello, así como exponerse a él en las horas del día en las que está más alto es la peor idea que se te puede ocurrir, porque aunque tengas la suerte de que no acabes por quemarte, tu piel te acabará mostrando que no fue una buena decisión.

bronceado

La verdad es que en este caso hablamos fundamentalmente de un bronceado que va a durarte mucho más y que además no tendrá efectos negativos en tu piel, ya que cabe tener presente que se puede coger cáncer y otras enfermedades que se han asociado a una exposición prolongada al astro sin protección. La idea no es que no te pongas morena, sino que lo hagas de forma gradual. Para ello ve aumentando poco a poco el tiempo de exposición en tu día a día, y nunca olvides ponerte protección en todo el cuerpo y un factor mayor en la cara.

Si no tienes paciencia lo mejor es que optes por uno de los muchos productos que hay en el mercado con los cuales puedes protegerte del sol al tiempo que incluyes un autobronceado instantáneo, y de esa manera de seguro que no desesperas esperando a que tu piel se vuelva dorada