La mayoría de los diseñadores de moda, para cuando se acerca la temporada resort, se escapan a Miami, Ibiza o Saint-Tropez para inspirarse.

Alberta Ferreti, en cambio, eligió inspirarse en Deauville, un pintoresco pueblo de Normandía, muy conocido por ser también el lugar de escapada de Coco Chanel. Este lugar evoca visiones de principios de siglo, detalles que hoy se han vuelto muy chic.

En la colección de Alberta Ferreti, hay un sabor dulce y algo vintage. La diseñadora consiguió lanzar algunos trajes de estilo muy comercial, aunque sin perder por ello, el glamour y el estilo de su marca. En esta colección, hubo una apelación a todo lo retro, con sedas estampadas con piezas pictóricas, ilustraciones de estilo de imagen postal, faldas acampadas y vestidos.

Las bufandas impresas, acompañan perfecto los pantalones de pierna ancha fabricados en seda, que parecieran ser de esos pantalones tipo pijama que usan los hombres, aunque estos son muy femeninos para pensar en ello, pero sirven como punto de comparación.

Ferreti lanzó una colección con vestidos largos, cubiertos y diáfanos en estas vacaciones. El estilo es tan clásico que estoy segura que un vestido de estos volverá a ser utilizable durante las próximas vacaciones, no sólo será útil para éstas.

Vía: Style