Cómo combinar tu gorra con tu outfit de playa

Aunque se dejan ver durante todo el año, las gorras están entre los complementos que cobran un protagonismo especial en verano, ya que el sol aprieta fuerte en esta época y debemos hacerle frente con todas nuestras armas.

Sin embargo, protegernos la cabeza y parte del rostro de los rayos UV no es su única misión. Una gorra acorde al vestuario nos hará lucir un look de 10, tanto a hombres como a mujeres. E incluso a los peques. Este complemento también debe estar entre las prendas de los cajones de sus armarios.

Pues bien, si quieres darte un buen capricho aprovechando las ofertas, en el siguiente enlace encontrarás una gran variedad de gorras de moda para ti y para los tuyos, clasificadas por marcas, colores y estilos. Sin duda, en esta tienda online hallarás lo que estás buscando.

Trucos para integrar la gorra en tu look playero

Además de ser práctica por lo que acabamos de explicar, este complemento aporta un toque deportivo que sienta de maravilla. En cambio, si no sabemos combinarlo bien, puede arruinar nuestro look en lugar de permitirnos exhibir un auténtico estilazo.

No queremos que esto te ocurra, de manera que vamos a darte las claves para combinar una gorra con la vestimenta veraniega. Toma nota de nuestros consejos:

  • Si estás pensando ir a la playa, cualquier gorra te quedará genial con una camiseta y unos shorts o bermudas. Eso sí, deberás elegirla en colores claros (blanco, beige, tonos pastel…).
  • Las gorras tipo “trucker”, o sea, con rejilla en la parte trasera, son las más apropiadas para looks informales: con camisa corta abierta y bañador, o camiseta y bermudas.
  • Otro outfit muy resultón podría ser una gorra blanca o vaquera, con la clásica camiseta de rayas marineras en blanco y azul, más una minifalda blanca o vaquera también. En el caso de ellos, con un vaquero corto o bermuda blanca.
  • Para los últimos días de clase, o para tomar un helado en cualquier terraza de un paseo marítimo, te recomendamos una gorra abierta, combinada con una camiseta blanca, un vaquero negro corto y unas zapatillas casual negras, por ejemplo.
  • En líneas generales, para prendas estampadas es preferible un modelo liso, mientras que las gorras con estampados deben reservarse para la ropa de colores lisos (sin rayas, flores, cuadros, etc).

Otra pregunta frecuente entre las mujeres es cómo peinarse a la hora de ponerse una gorra, sobre todo cuando se tiene el pelo largo. En ese sentido, hay 3 opciones:

  1. Dejarse la melena suelta, con la raya en el centro y el pelo cayendo a ambos lados de la cara, o bien un poco recogido por detrás de las orejas.
  2. Con el pelo recogido en una cola alta, de manera se pueda sacar por la abertura posterior de la gorra. Otra opción es recoger todo el pelo en una cola bajita que quede por debajo de esta.
  3. Con 2 trenzas bajas (una a cada lado) o tejiendo todo el pelo en una sola trenza que comience en un lado y acabe en el otro.

Las reglas de oro para elegir bien una gorra

Ya hemos visto que la gorra es un accesorio que va genial con cualquier vestimenta si se sabe cómo combinarla. Puede quedar de maravilla con monos, faldas, vaqueros, shorts, vestidos, e incluso trajes de oficina.

No obstante, si quieres mostrarle al mundo tu buen gusto, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Evita llevar gorras con demasiados brillantes, colores impactantes y mensajes obscenos.
  • Procura que el modelo que elijas no te tape los ojos.
  • Quítale todas las etiquetas y adhesivos que traen de fábrica.
  • Escoge un tipo de gorra que le siente bien a la forma de tu cara.
  • Colócatela de frente, es decir, centrada en la cabeza.
  • Elige bien la talla. Incluso las gorras oversized vienen con distintas medidas, una para cada cabeza.
  • No la lleves con la visera hacia atrás, salvo para looks informales como el estilo skater.

Qué gorra usar, según la forma de tu cara

No todo está en los colores o el tipo de tejido. Este es otro aspecto que tendremos que considerar en el momento de la elección de nuestra gorra.

  • Para caras redondas. El rostro con esta forma es más frecuente entre las mujeres, aunque también hay hombres que lo tienen así. En una cara redondita, lo que mejor sienta es una gorra alta en la corona, con broche regulable y visera plana.
  • Para caras alargadas o rectangulares. A estas personas les van muy bien los modelos de visera arqueada y con tira de ajuste, que se adaptan a la forma de la cabeza. Con ellas, se disimula un tanto lo alargado del rostro y no se aumenta de volumen el tamaño del cráneo.
  • Para caras cuadradas. En estos casos, el ancho de la parte inferior coincide con el de la frente. Además, la barbilla y los pómulos suelen ser algo prominentes. Por lo tanto, las más recomendables son las gorras tipos béisbol, puesto que les otorgan armonía.
  • Para caras ovaladas. Es la que mucha gente desearía tener, dado que se considera la cara “perfecta” (ni muy ancha, ni muy larga y con un mentón normal). Las gorras con visera curvada proporcionan equilibrio a las facciones de las caras ovaladas.

Como hemos podido ver a través de este artículo, la gorra debe ser un elemento básico para cualquier persona en estas fechas. “No te olvides la toalla cuando vayas a la playa…”, ¡ni tu gorra!

Ir arriba