Cómo cuidar tus joyas chapadas en oro

joyas chapadas en oro

No es oro todo lo que reluce, al menos no es oro macizo. Las joyas chapadas en oro se venden con mayor frecuencia como oro macizo, relleno de oro o chapado en oro, todos los cuales tienen diferentes requisitos de cuidado y limpieza. Muchos collares, pulseras y anillos de moda están chapados en oro para satisfacer los deseos estéticos de los consumidores y además, siendo más económicas.

La joyería chapada en oro es la menos costosa de las tres opciones y está hecha con una capa muy delgada de oro adherida a un metal base como la plata o el cobre. Puede parecer de oro sólido o llena de oro para el ojo inexperto.

El baño de oro es una buena opción para un artículo de joyería de moda que solo se usará por poco tiempo. Eventualmente, las moléculas de metal base se transferirán a la fina capa de oro, rompiéndola y haciendo que se deslustre. Debido a esto, es importante cuidar adecuadamente las piezas chapadas en oro para que se vean lo mejor posible durante el mayor tiempo.

joyas chapadas en oro
joyas chapadas en oro

Con qué frecuencia limpiar joyas chapadas en oro

Las joyas chapadas en oro deben limpiarse con una bola de algodón húmeda o un paño de microfibra después de cada uso para eliminar las manchas y la suciedad de la superficie. Se debe realizar una limpieza más profunda después de la exposición al cloro, alcohol, ácidos y compuestos de azufre que causan el deslustre de los metales base. 

También es una buena idea tomar medidas preventivas para ayudar a reducir el desgaste y los daños. Para ello, evita las lociones, maquillaje y suciedad antes de manipular piezas enchapadas en oro, y no apliques maquillaje, perfume o laca para el cabello mientras usas joyas enchapadas. También debes guardar las joyas chapadas en oro por separado en cajas pequeñas para evitar daños.

Cómo limpiarlas

Para limpiar las joyas chapadas en oro necesitarás:

  • Un tazón pequeño
  • Un paño de microfibra o paño para joyería
  • Una bola de algodón bastoncillo de algodón
  • Líquido del lavavajillas o para lavar los platos
  • Agua tibia

Una vez que tengas todo lo necesario reunido, entonces deberás empezar a limpiar tus joyas chapadas en oro para que te duren más tiempo bonitas. Recuerdas no limpiarlas demasiado a menudo, únicamente cuando lo necesites.

Para eliminar los aceites corporales y la suciedad, usa una bola de algodón húmeda, un paño de microfibra o un paño para joyas para limpiar las joyas en oro después de cada uso. Deja secar al aire antes de guardar.

Si las joyas tienen suciedad visible o están pegajosas, deben limpiarse con una solución jabonosa tibia. En un tazón pequeño, mezcla una taza de agua tibia y dos o tres gotas de líquido para lavar platos.

joyas chapadas en oro
joyas chapadas en oro

A menos que las joyas tengan adornos como piedras preciosas, perlas o esmalte, colócalas en la solución de limpieza y déjalas en remojo durante unos 10 minutos. Limpia solo una o dos piezas a la vez para evitar que se raye.

Si tus joyas chapadas en oro están adornadas con piedras preciosas o semipreciosas, es mejor evitar este paso de remojo. En algunas joyas chapadas en oro menos costosas, los adornos simplemente se pegan y el remojo puede aflojar el pegamento. En lugar de remojar, usa una bola de algodón humedecida en la solución de agua y líquido para lavar platos para limpiar las piezas.

Para las piezas que están talladas de forma intrincada, utiliza un hisopo de algodón para eliminar la suciedad de las pequeñas grietas. Nunca uses un instrumento afilado (como un cuchillo o un clip) para quitar la suciedad porque pueden rayar el baño de oro.

Cuando la pieza esté limpia, enjuaga la joya en agua tibia. Seca con un paño suave que no suelte pelusa y pule suavemente para devolver el brillo.

Cómo corregir errores de limpieza en joyas chapadas en oro

Si ha sucedido lo peor y el baño de oro se ha desgastado y el metal base queda expuesto, puedes volver a rechapar sus joyas. Consulta con un joyero de confianza sobre el coste y la viabilidad de volver a enchapar tu pieza. Es difícil volver a enchapar cadenas y el joyero debe ser experto en preparar la superficie del metal base de cualquier pieza antes de volver a enchapar.

Ir arriba