En la actualidad hay muchas formas de decorar las uñas; tantas técnicas que querrás probarlas todas. Una de estas fórmulas para pintar las uñas, que me llama mucho la atención, es con agua. Esta técnica dará un toque completamente diferente y con los colores que más te gusten.

Decorar las uñas, utilizando agua y laca de uñas, es una gran idea. Además es bastante fácil. Seguro que al probar, querrás practicar más. Mientras más practiques más perfeccionarás este sistema, obteniendo unos resultados preciosos ¿te animas?

uñas decoradas
Fuente: ElizabethHudy

Pintar las uñas utilizando agua

Primero escoge el diseño que quieras llevar. Pueden ser muchos. Luego recorta tiras adhesivas y pega éstas alrededor de tus uñas. Esto sirve para que la piel no se manche con la pintura. Puedes poner tanta como quieras. Recuerda que lo mejor es ir de uña en uña, como mucho meter dos dedos.

Una vez colocada la cinta adhesiva, llena un recipiente o un cuenco pequeño con agua. Este agua deberá estar a temperatura ambiente y no fría o caliente. Luego escoge los colores que más te gusten y quieras combinar en tu diseño.

Seguidamente añade dos o tres gotas de tu color favorito y otras tantas de un color que combine bien. Verás cómo se va diluyendo poco a poco en el agua. Después coge un palillo de madera y remueve un poco. Verás que se pueden formar rayas o espirales y círculos. Luego introduce la uña y deja quieta unos momentos.

Deja unos minutos y luego saca las uñas. Deja secar muy bien. Si tienes exceso de pintura, puedes retirarla con un algodón antes de que seque. Por último añade una capa de laca para que dure más.

Puedes repetir el proceso, antes de ponerte la laca, o no. Prueba con varias técnicas. También puedes cubrir tus uñas con restos de cinta adhesiva e introducir las uñas en el agua. Quedará otro tipo de diseño diferente.

¿Qué te parece decorar las uñas con este procedimiento? ¿Alguna vez lo has utilizado?