Si siempre se te ha dado bien eso de combinar y captar a la primera las últimas tendencias, tal vez se te de bien esa profesión que se ha puesto de moda en los últimos tiempos. El coolhunting o cazatendencias ha llegado también a la web y son muchos los blogueros especializados en este mundo. Su opinión puede llegar incluso a marcar la pauta para lo que se lleva y lo que no en una temporada.

Un coolhunter se acerca a la moda desde fuera, observando, sobre todo, lo que se viste en la calle. Más que las pasarelas, el lugar de campo de un coolhunter se desarolla en la calle. Basándose en los detalles que observa cada día, se hace una idea general de las tendencias que pueden llevarse la próxima temporada. Decide si algo se llevará o no, y hace su predicción. Esta profesión se conoce también como trendsetters o marcadores de tendencias.

Con la llegada de la web y las redes sociales, cada vez son más los que deciden publicar en internet sus predicciones y opiniones al respecto de la moda del día a día. Esta afición, que en ocasiones no deja de ser un pasatiempo, puede llegar a convertirse en un trabajo muy bien remunerado si llegas a dominar el lenguaje de la moda y tienes buen ojo para las tendencias.

Las empresas de moda cada vez tienen más en cuenta las opiniones de estos gurús de la red y en ocasiones, llegan a invitarlos a pases privados o hacerles regalos para que comenten sus productos.Ya no hace falta ser un verdadero profesional para dedicarse a la moda: si demuestras tu conocimiento y tienes una legión de seguidores online, puedes conseguirlo. Qué opinas, ¿podrías llegar a ser un buen coolhunter?