Desfile de Vera Wang en la Semana de la Moda de Nueva York

Debido probablemente a la gran fama que se creó en torno a sus creaciones de trajes de novia, la nueva colección primavera/verano 2013 de Vera Wang no causó el furor que se esperaba, aunque si quieres que te sea sincero, las prendas de esta diseñadora fueron  de las más elegantes y llevaderas de toda las semana de la moda de Nueva York, con el plus de haber revolucionado todo un emblema de la alta costura como lo es el escote palabra de Honor, al que le imprimió un nuevo aire de fragilidad que se vuelca sobre el cuerpo y muestra una flexibilidad y movimiento que aportan una destacada gracia al andar.

Desfile de Vera Wang en la Semana de la Moda de Nueva York

Pero a parte de esta innovación en el escote, debe reconocerse que los diseños de Vera no fueron muy originales en esta oportunidad, mostrando muchas similitudes entre si que en algunos casos daba la sensación de estar viendo el mismo vestido por segunda vez. De todas formas, los vestidos cortos y las faldas sobre la rodilla en su mayoría, exhibieron una gran ausencia de mangas pero sí una opulenta colección de volados y trasparencias que se lucieron en colores blancos, varios tonos de verdes oscuros, amarillos, grisáceos, azules y violetas, además de una bellísima colección de vestidos dorados que despliegan lujo y glamour por donde se los mire.

Desfile de Vera Wang en la Semana de la Moda de Nueva York

Pese a esto, Vera Wang tendrá que esperar hasta la próxima temporada para obtener buenas críticas, pues en esta ocasión las pocas que se sintieron no fueron muy elogiosas, aunque, como ya te he comentado al principio y como tú misma puedes comprobar a través de estas fotografías, las creaciones que Vera trajo para la primavera 2013 son absolutamente deliciosas, femeninas y muy llevaderas.

Desfile de Vera Wang en la Semana de la Moda de Nueva York