Aunque en la moda lo que importa fundamentalmente es el diseño de la prenda, que es lo que a final nos ponemos, lo que a mi me gusta llamar envoltorio, cuenta, como en todo y cuanto. En este caso es como con el vino, vale que debe estar bueno, pero si viene en una botella bonita con una caja original, y además la tienda en la que nos lo compramos nos gusta, pues mucho mejor. Partiendo de este concepto de vino, Desigual quiere apostar porque relacionemos su marca no solo por sus prendas que ya de por sí son originales, si no que descubramos un nuevo mundo de tiendas en las que el detalle va a ser lo que importa, y este concepto de nuevo retail se va a inaugurar en Barcelona

En realidad, han elegido a los que eran hasta ahora su oficinas de diseño, en el número 33 de la calle Caspe de Barcelona para dar vida a la idea, con un título que ya de por sí dice mucho: La Vida es Chula. Y es que con más de 800 metros cuadrados, podemos descubrir al universo Desigual por completo, con 25 familias de prendas que nos ofrecen nada menos que 25 ambientes y unas 1.200 referencias de diseños de la compañía.

Y es que desde Desigual han dejado espacio a este nuevo concepto de tienda-showroom para pasarse, a sus nuevas oficinas de diseño pegados a la costa, pero lo que nos interesa es la tienda en sí, que además de ser increíblemente grande y moderna, va a sustituir a los vendedores por iPads, los cuales nos cobrarán nuestra compra online, y recibiremos un paquete en nuestra propia casa, aunque también se podrá comprar de manera tradicional, demostrando que lo moderno y lo antiguo tienen cabida en este nuevo mundo del retail de Desigual

Comments are closed.