Dior acaba de inaugurar la que está en este momento considerada como la boutique más lujosa del mundo, en uno de los  edificios más emblemáticos del planeta. En Taiwán, en el selecto distrito de Sinyi, se levanta majestuoso el rascacielos que sobrepasó a las Torres Petronas de Kuala Lumpur, como el edificio más alto del mundo, el Taipei 101, llamado así por sus 101 plantas. En él acaba de abrir la firma francesa Dior la boutique más grande del mundo y también la más lujosa.

La Boutique fue inaugurada el pasado 23 de marzo, ocupa dos plantas de la torre, con un área total de1.805 metros cuadrados, y en ella impera el estilo y la decoración original del siglo XVII del palacio que es la sede del  establecimiento más importante de la firma Dior en Paris, en la avenida Montaigne. Para la inauguración un espectacular juego de luces en la entrada, ceremonia, cocktail y una cena muy exclusiva, esta inauguración ha sido considerada el mayor acontecimiento social de Asia del mes.

El proyecto de la boutique ha estado a cargo del arquitecto  Peter Marino, que ha seguido al pié de la letra las consignas de la firma con una equilibrada mezcla de clasicismo y modernidad, creando espacios definidos, equilibrados y -sobre todo- muy elegantes.

La planta baja está dedicada a los complementos, la piel y la alta joyería, e incluye una sala privada con medidas especiales de seguridad para las piezas únicas. El piso superior lo ocupan cinco salones salones: tres dedicados a las colecciones de prêt-à-porter, una sala para la asesoría de compras y otra exclusiva para calzado. Ambas plantas están conectadas por una escalera con balaustrada clásica de hierro forjado.

Peter Marino ha considerado de gran importancia la combinación de la moda con piezas exclusivas de arte y –entre otras piezas- podemos ver un banco de Claude Lalanne, un espejo Rivemale Veronique una instalación de vídeo de Oyoram (es la que se muestra en las fotos cerrando la escalera) y  una obra de Elisabeth Garouste.

Noche de inauguración en el Taipei 101