La campaña otoño invierno de D&G es diferente, agresiva y muy arriesgada. La imagen escogida ya nos pone en situación revelándonos a una espectacular Scarlett Johansson en una de sus imágenes más provocatívas y felinas. La firma, muy fiel a su estilo innovador marca una tendencia que rompe totalmente con la estética nude que ha marcado las últimas temporadas.

La parte complicada de este look es que no es fácil de llevar, ni le favorece a todo el mundo. Los labios oscuros endurecen las facciónes y para llevarlos es casi indispensable tener una boca perfecta y los dientes bastante blancos, de otra manera destacará el doble los defectos de la boca.

Por otro lado, es muy difícil marcar tanto los ojos y la boca a la vez sin rozar la vulgaridad. El contraste que vemos en las fotos es sencillaménte perfecto, sin embargo hay que trabajarlo mucho en casa para lograr ese efecto elegante sin que se vea excesivo.

Es un maquillaje únicamente apto para la noche y para situaciones muy puntuales, pero merece la pena probar, el efecto es espectacular.

Ya hemos visto en varias firmas como Helena Rubistein, Revlon o Armani, una clara tendencia al maquillaje muy agresivo para este otoño. Tonos oscuros y lineas muy marcadas que persiguen un efecto de diva con tintes góticos. Esta tendencia aboga por los contrastes radicales,destacan las pieles blancas, con apariencia de porcelana y texturas aterciopeladas y sin brillos. En contraposición deslumbran labios en tonos berenjenas practicamente negros, violetas, granates oscuros y rojos intensos.

Los ojos destacan por las tonalidades oscuras únicamente en el párpado móvil, y eye liner al más puro estilo Diva de los 50, marcando la línea del ojo hasta casi un cm más allá del nacimiento de las pestañas.

El lápiz negro o en tonos berenjena también es protagonista delineando la raya inferior del ojo tanto por la parte externa como por la interna. Las pestañas también son fundamentales en este look, van muy marcadas, largas y espesas marcando la profundidad de la mirada.

Esta mezcla consigue el efecto de unos ojos de autentica gata.

Domenico Dolce explicó en una entrevista que esta línea de maquillaje “Se enfoca en lo que es tan inefable sobre una mujer; su sensualidad feroz arraigada a su feminidad recóndita“.

Ese es el objetivo de esta línea, sacar la sensualidad en estado puro que toda mujer lleva dentro. La fuerza de este look radica en los labios; son los protagonistas.