Muchos diseñadores sacan adelantos de colecciones con diseños masivos, que sirven para comprar ahora y son evidentemente, para desechar mañana. Pero también hay de lo otro, de esos que dan una oportunidad  a la experimentación.

1

Doo-Ri Chung pertenece a esta última categoría, que prueba lo que podría funcionar en otoño.

2

Quizás en otras manos, menos talentosas y capaces, esto podría haber significado una mezcla de tendencias. Los diseños tienen pinceladas de dibujos digitales en toda su gama, que va desde vestidos de coctel a las minifaldas más de calle. Una chaqueta de algodón recortada incluyo una delicada impresión de lo que era una pantalla de flores.

3

En resumen, si no hubiera ningún cambio radical de las siluetas, solo habría suficientes detalles especiales para mantener las cosas frescas e interesantes, como debería ser en todo tema de moda.

4

Para mi gusto, algunos de los vestidos de Doo Ri no son muy apetitosos, en el sentido que son demasiado grandes y voluminosos, y si una tiene una silueta delgada, agrandarla tanto con tanta tela no me parece bien ni prudente, hasta podría ser incomodo. Como experimento esta perfecto, y de los  más ajustados, no veo mucha creatividad.

Vía