Nos gusta estar perfectas con el mejor look, la mejor cara, el mejor pelo, etc. Por ello buscamos todo tipo de consejos de moda y belleza en la red. Sin embargo… ¿sabéis cual es el mejor consejo de belleza del mundo? Pues ni más ni menos que dormir.

Sí, como lo oyes. Tener problemas a la hora de conciliar el sueño hace que nuestra piel no descanse y se muestre apagada, por no hablar de las tan odiadas ojeras y bolsas en los ojos que no hacen más que mostrar un envejecimiento prematuro de nuestro rostro.

Dicho esto, hoy vamos a dejar de lado los productos como maquillajes, pintalabios y cremas, para darte algunos consejos que te permitirán dormir mucho mejor. ¡Toma nota!

dormir belleza

La temperatura ideal

En invierno se nos congelan los pies y nos cuesta entrar en calor, por lo que tardamos en dormirnos. En verano las sábanas se nos pegan y no logramos pegar ojo. La solución es conseguir la temperatura ideal para conciliar el sueño.
Usa sábanas, mantas y pijamas acordes a cada época del año. También puedes acondicionar la temperatura con el aire acondicionado por el verano o con la calefacción en invierno.
Otro buen truco es pegarse una ducha, caliente en invierno o fría en verano, y usar bolsas de agua caliente para las noches más frías.

Horarios claros

Generalmente nos pasamos la semana madrugando para ir a trabajar y acostándonos tarde por ser hipnotizados por la televisión, y cuando llega el fin de semana se nos pegan las sábanas más de la cuenta, descompensando por completo nuestro sueño.
Trata de ponerte horarios durante 7-15 días y verás el cambio que supone esto. Ponte una hora fija para despertarte (por ejemplo las 7:30 am) y una hora fija para irte a dormir que te permita descansar, al menos, 8 horas (por ejemplo las 11:30 pm). Notarás que tu descanso es mucho más efectivo y tendrás mucho más tiempo para ti los fines de semana.

Oscuridad total

La luz influye en nuestro sueño. Por ello, es importante no exponerse a luces fuertes antes de irse a dormir como la de la pantalla de la televisión o la del teléfono móvil, así como bajar bien todas las persianas de casa para tener el dormitorio totalmente oscuro.

Olvidar las preocupaciones

Antes de ir a dormir reserva 30 minutos para hacer Yoga, Pilates o unos simples estiramientos a la vez que dejas tu mente en blanco, sin preocupaciones, y apaciguas tu respiración. Una buena forma de dejar de pensar en “cosas para mañana” es apuntarlas en un papel.

¡Esperamos que estos consejos te sirvan de gran ayuda y consigas iluminar tu cara y mirada sin necesidad de productos de belleza! Simplemente, con un buen sueño y descanso.