Dries van Noten por su parte irrumpió en la semana de la moda de París con un colección etérea y basada en el equilibrio de volúmenes para este próximo otoño-invierno 2011-2012.

El modisto propone tonos neutros como los tierras, beigues y bronces mezclados con los básicos del invierno: marrón, azul marino y negro.

Las telas y las texturas también se mezclan entre sí con resultados sorprendentes. Pantalones anchos con botones marineros combinas con blusas de gasa y chaquetas de punto grueso con ochos.

Vestidos con cortes asimétricos formados por pliegues estratégicamente colocados.

Volumen y cortes bombacho para las caderas, este invierno se vuelven a imponer las curvas rotundas.

Siguen los pantalones de pitillo combinados con botines con plataformas XXL y chaquetas de corte masculino que combinan con todo tipo de prendas.


Fotos: Elle