Ya hace algunas semanas que pusimos punto y final a las fiestas navideñas. Seguro que  muchos de vosotros os habréis propuesto recuperar vuestra figura tras los excesos de esos días. A decir verdad, esto no es nada complicado. Solo es necesario un poco de voluntad y muchas ganas de perder esos kilos que hemos cogido durante esos días. No hace falta apuntarse a un gimnasio al que nunca iremos o contratar un entrenador personal. Hay ejercicios que podemos hacer nosotros mismos y con un resultado sorprendente.

Veamos a continuación estos ejercicios que nos ayudarán a estar en forma.

Sentadillas

Se trata de todo un clásico que no puede faltar en nuestra rutina. Su práctica nos permitirá trabajar los glúteos y piernas. Dependiendo de nuestra forma física, lo podemos realizar con o sin peso. El uso de discos o mancuernas incrementar la dificultad y el gasto calórico por repetición. A la hora de realizar este ejercicio, es muy importante mantener una postura correcta, haciendo hincapié en que las rodillas no se encuentren adelantadas en relación al tobillo.

Plancha facial

La zona abdominal suele ser una de las más afectadas por los excesos de la Navidad, ya que enseguida pierde la forma y se convierte en la temida barriguita. Este ejercicio ayuda a trabajar el core activando la musculatura abdominal profunda, especialmente los transversos, para contraer toda la zona. Es importancia de cuidar siempre la postura: cadera baja, línea recta imaginaria entre la cabeza y los pies y el cuello relajado

Dominadas

Para recuperar esa forma perdida es necesario ejercitar también el tren superior. Es bueno realizar este ejercicio ya que permiten el trabajo de la fuerza en relación con el peso corporal. Suponen un ejercicio muy completo que implica principalmente la musculatura de brazos y espalda.

También te puede interesar:
Tratamientos eficaces para acabar con los granitos

Burpees

Este ejercicio es uno de los más populares en el box de crossfit que se ha ido colando en todos los gimnasios. Pero, ¿por qué no realizarlo en casa o al aire libre. Lo más importante es recordar la técnica y comenzar a retarse a nosotros mismos, a ver cuántos somos capaces de hacer en 45 segundos.

Saltos de comba

Muy habitual en entrenamientos de diferentes deportes, como la natación o el boxeo. los saltos de comba ayudan a quemar muchas calorías de forma rápida a la vez que movilizan grandes grupos musculares como cuádriceps, bíceps y tríceps. La intensidad la marca cada persona, pudiendo incrementar la velocidad de salto y el tiempo de duración a medida que notan adaptaciones, enseguida el cuerpo irá pidiendo más.

Nota de prensa cortesía de mediQuo.