Ya estamos en primavera y el verano está a la vuelta de la esquina.

El sol, cada vez, se presenta con más fuerza y tenemos que empezar a tener cuidado con los rayos ultravioletas.

Ahora que hemos dejado atrás el invierno y la ropa de abrigo, empezamos a enseñar más nuestra piel. Después de los largos meses invernales tapados hasta la cabeza, nuestra piel nos resulta más blanca y apagada de lo normal.

Empezamos a usar los escotes, las mangas cortas, las minifaldas y puede que sintamos algo de pudor por sentir la falta de luminosidad en nuestra piel.

Un error que cometemos habitualmente, es querer broncearnos de una forma inmediata y exponernos al sol durante largas horas sin ninguna protección. Así sólo podemos quemarnos y estropear nuestra piel de forma rápida y agresiva.

Helena Rubinstein presenta Golden Beauty, un protector anti-edad y un tratamiento auto bronceador que nos proporcionará una piel que irradia luminosidad.

En el seno de los tratamientos solares DEFENSE, la acción de una protección anti-edad innovadora asocia tres elementos: un alga termo –activa procedente de las profundidades de los océanos con propiedades anti-radicales y re-estructurantes, extracto de soja que estimula la síntesis de colágeno y el sistema filtrante patentado Mexoryl SX-XL para una protección extra larga contra los UVA y UVB.

Asimismo, los tratamientos Auto-bronceadores y el Gel Prodigioso están dotados de texturas ligeras y tundentes que hacen de su aplicación un momento de placer sensorial. Revisten la piel de un sublime velo de luminosidad haciéndola más ligera, lisa y resplandeciente.

El tratamiento de bronceado inmediato y perfecto Golden Beauty de Helena Rubinstein, se presenta en dos tonos, el golden y bronze, para que encuentres aquel que más se asemeje a tu tonalidad de piel y al resultado que quieras conseguir.