En todas las religiones hay costumbres y tradiciones que se deben respectar a la hora de adquirir el santo vínculo del matrimonio.

Si alguna vez se han pensado casar en una Sinagoga, tienen que tener en cuenta algo muy importante: su vestido.

Muchos vestidos de boda modernos son de lo más sexy y reveladores, incluso hay algunos que muestran  mucha piel, que no llevan tirantes en la espalda y que ostentan un corte bajo exagerado.

Cuando se trata de un traje nupcial judío, hay 3 cosas que deben tener en cuenta: que las bodas reformistas no tienen ninguna restricción sobre el vestido, que en las bodas celebradas en sinagogas conservadoras por lo general requieren que los hombros de las novias se cubran y que las bodas ortodoxas imponen restricciones aún mayores al atuendo.

Los trajes ortodoxos deben ser discretos, es decir, deben ir con mangas largas o tres cuartos, escotes de corte alto, faldas largas hasta los tobillos y espaldas cubiertas.

Llevar los hombros cubiertos es el requisito más común para las novias que se casan en una Sinagoga. Hay vestidos muy simples que exudan una simplicidad refinada, y están más que bien para una sinagoga.

Hay vestidos que pueden encontrar en la casa Pronovias, con varios vestidos de estilo imperio, con reminiscencias de “La Princesa Prometida”. Estos vestidos se hacen con hermosas telas, que fluyen hasta crear líneas suaves y elegantes. Muchos vestidos van con flores pegadas de tela.

Los vestidos de manga larga son la opción más conservadora para las novias judías. Carolina Herrera es una diseñadora que rompe el estereotipo de la desaliñada con vestidos de manga larga.

Muchos diseñadores, ofrecen abrigos y chales para que el vestido se haga más versátil y distinguido.

Si van a usar un vestido con escote strapless, lo mejor es llevar un bolero que se ajuste a la cintura del vestido.

En las bodas judías, el color blanco simboliza la pureza espiritual, y si el blanco no es tu color favorito, no hay problemas en llevar un color vivo, que simbolice la alegría. Con último detalle, no hay que olvidar el velo.

Vía: Wedding.theknot, Foto: (Epsos.de) flickr

Comments are closed.