Camilla Staerk, situada en una sede de Nueva York. Tiene un sentido oscuro de la feminidad, aunque mantiene un perfil bajo.

Los diseñadores más desconocidos a veces traen sorpresas increíbles bajo sus brazos. Camilla es una de esas personas, que en vez de ir desesperadamente tras su propia marca, creó una colección, sin importar el nombre, que llevara su propio nombre, dejándola posicionada como una chica más que interesante.

La colección de Camilla, se inspira en los locos años 20, cuando se usaban esos pantalones cortos de crespón, con fajas de cintura alta. Las camisas de larga duración en telas transparentes son de ensueño y quedan perfectas para descansar.

A estas camisas de las que les hablo, les digo de larga duración porque por un lado, de texturas modernas, duraderas, que perduran todo un día puestas sin causarte molestias que podrían causarte las fibras más arcaicas.

Las nuevas fibras tienen ventajas que podríamos decir, tienen características insospechadas. Hay telas que han ido incorporando tecnologías en sus procesos de fabricación, y pueden ser mojadas, pero el agua les resbala. En el caso de algunas camisas, que se usan en eventos especiales, estas características resultan ser cruciales.

En lo personal, la colección de Staerk la encuentro algo monótona  y cargada a la obscuridad.  Demasiado oscuro todo, resultando fatal para alguien que quiera relucir entre la masa. Aunque se trate de ropa interior, lo novedoso, con este fúnebre color, no se aprecia.

Vía: Refinery29