Éste es el invierno de las blusas, estamos viviendo una vuelta al estilo más lady de los 50 pero combinado con prendas de rabiosa actualidad como shorts, pantalones encerados, cuero etc. Es una mezcla de estilos muy interesante y os sorprenderá lo sencillo que es y lo elegante que resulta.

Las blusas de gasa o de seda son un catalizador imprescindible en un armario. Sirven para darle un toque chic a unos pitillos de cuero y convertirlos en una pieza para apta para ir a trabajar. Puedes usarlas con shorts y conseguir un efecto recatado.

Quedan perfectas con faldas de tubo y tacones altos. Son el complemento mágico que consigue convertir unos jeans y un blazer en uniforme de oficina.

Esta blusa de la foto con cuello a la caja en tono maquillaje con piezas negras y mangas anchas es de Zara y cuesta 29,95€.

Otra opción muy interesante es esta otra blusa también de Zara en crudo con los puños y el cuello negros. El cuello bebe se está llevando mucho este año y la combinación queda perfecta, cuesta 39,95€.

¿Te apetece tener una blusa que tenga un punto distinto? esta con flores en tonos pastel sobre negro es una opción muy a tener en cuenta. Tiene un aire vintage muy romántico. Es de Zara, cuesta 39,95€.

Otra opción en tono maquillaje es esta camisita de manga corta con cuello bebe en negro, es más entallada que las otras y combina fenomenal con faldas de vuelo y pitillos negros. Zara 25,95€.

No me podía dejar otro clásico en negro con el cuello blanco, es muy suelta y tiene un toque muy masculino. Zara 25,95€.

Fuente y fotos: ZARA