Emmeline Raymond -socióloga y escritora francesa dijo hace un siglo que la moda aceleraba la respiración a 5.177.337,5 millones de parisinos.  La estadística sigue siendo la misma en la actualidad según los expertos en moda. Y hoy es un día de esos, porque en la capital de la moda arranca la semana de la Alta Costura.

Serán cuatro días en los que las emblématicas y románticas calles de París respiren moda, glamour y exclusividad por los cuatro costados. Una sensación bien diferente a la del año 1868, época en la que todo empezó. Fue  un grupo de diseñadores los que fundaron la Cámara Sindical de la Moda -hoy Federación Francesa de la Costura– con el fin de evitar el plagio de sus vestidos. Una concepción elitista que hoy en día se sigue conservando. Y es que estos desfiles y diseños sólo están reservados para la alta sociedad.

De hecho, para asistir bien como público como invitado o diseñador hay que cumplir una serie de requisitos:

-Los privilegiados que forman parte de tan exclusivo club de moda deben presentar dos colecciones al año (enero y julio) con una colección de unos 50 trajes.

-Emplear a un mínimo de 20 personas en el taller de cadacouturier, manufacturar los trajes con un mínimo de 100 horas y utilizar telas exclusivas.

-Hacer tres pruebas antes de entregar el diseño, marcar el precio de cada pieza entre los 16.000 y los 60.000 euros y confeccionar como máximo tres modelos por diseño.

-Adeline André, Dominique Sirop, Emmanuel Ungaro, Frank Sorbier, Jean Paul Gaultier, Jean-Louis Scherrer, Chanel, Christian Dior, Christian Lacroix, Givench., Armani  y Valentino. Son algunos de los privilegiados del club de la Alta Costura. Sólo dos diseñadores son invitados de manera cordial cada año.

-La  residencia de los invitados al desfile debe estar fijada en uno de estos cinco hoteles: el Ritz, el Crillon, el Bristol, el Plaza Athenee y el Costes. Cada uno se adapta a la personalidad de sus huéspedes. El Ritz es tradicional y un valuarte de antiguas costumbres. El Costes, en cambio, es para nuevos y adinerados hipsters.

– La comida oficial de la Semana de la Alta Costura son  los macaroons de Ladurée.Se alinean en cajitas preciosas, son delicados y son siempre apetecibles. Su preciosista y barroca sede en el número 75 de los Campos Elíseos es un bullicioso ir y venir durante la Semana de la Moda.

– Y la decoración tanto de las zonas de los desfiles como de las calles o habitaciones de los mencionados hoteles están llenos de rosas rojas. La rosa es el elemento básico de decoración durante la semana de la moda parisina.