Michelle Obama donde sea que sea fotografiada, causa polémica, y es que esta brillante mujer, abogada con honores, madre y primera dama, es además, dueña de una figura envidiable, ya que no nos podemos imaginar que alguien con una agenda tan ocupada, pueda darse el tiempo de cultivar un cuerpo de modelo.

michelle

El secreto de Michelle diría que no es uno sólo, sino uno solo que incluye varios otros, un todo que origina una sinergia que armoniza de manera tal que logra un resultado espectacular, como el que vemos en todas sus fotografías.

Si nos fijamos bien en el look de la primera dama de Estados Unidos, ella siempre luce impecablemente bien vestida, con trajes de precio medios comparables a marcas como Zara, que nos traen diseños y buena calidad en cortes a precios asequibles.

Michelle no es adicta a cosméticos caros ni tratamientos extravagantes, sino al contrario, ella es amiga de la simpleza y sencillez, lo cual la hace notable, ya que cualquiera de nosotras diría que en su lugar seguro vestiría con los mejores diseñadores del mundo, que dicho sea de paso, se la pelean para vestirla, pero ella muy ubicada, no renuncia a su estilo de mujer profesional, siempre impecable y sencillo.

Fotos: Flickr