Los expertos no están seguros acerca de la razón por la que algunas enfermedades viajan en pareja. Lo peor de todo, es que muchas tienen síntomas que se relacionan con una enfermedad menos grave y se trata en realidad de algo grave.

Una de las más conocidas es la relación entre la migraña y el ataque cardíaco o derrame cerebral. Estar alerta a las conexiones entre enfermedades te puede ayudar a un diagnóstico precoz para que le des tratamiento oportuno.

Migraña: Si tienen menos de una migraña por mes, tienen un 50% más de probabilidades de ataque al corazón que si no la tuvieran. Si las migrañas aparecen una vez por semana, tienen 3 veces más de riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

El único modo de prevenir algo grave, es mantener el sistema cardiovascular lo más sano posible, controlando el colesterol alto, la dieta y el ejercicio, además de hábitos como fumar y beber alcohol.

Endometriosis: Aquellas que sufren endometriosis tienen un 62% más de posibilidades de padecer melanoma. La relación entre ambas enfermedades puede deberse a un defecto genético y la única forma de prevenirse en caso de tener endometriosis, en hacerse las pruebas de melanoma, el cual si es diagnosticado a tiempo, tiene 100% de posibilidades de curar.

Presión arterial alta: Duplica las posibilidades de tener diabetes. La única forma de prevenir esto es llevando una vida sana, limitando el consumo de sal, con más deporte y menos cigarrillos.

Psoriasis: Dobla las posibilidades de un ataque al corazón, ya que la inflamación que causa la psoriasis podría trasladarse a las arterias del corazón. Lo único que queda es mantener el corazón lo más saludable posible.

Asma: Los estudios recientes conectan el asma con depresión y trastornos de ansiedad. Los problemas psicológicos, a su vez, pueden empeorar el asma. Ambas enfermedades de potencian entre sí.

Ante la duda, mejor cuidarse y prevenir que las cosas se agraven, estar informadas de esto ayuda al menos, a estar alerta.

Vía, Foto