Al inicio de cada temporada, hay que aprovechar para romper con los hábitos que se tenían desde el año pasado.

Si estabas acostumbrada a utilizar vestidos de algodón sin forma, de esos que se podrían utilizar como pijama para ir a dormir, ya es hora de hacer un cambio.

Algunas se acostumbraron al calvario de utilizar sandalias apretadas, aunque éstas dejasen sus dedos gordos enrojecidos. Pero este año, todo tiene que cambiar, y hay que hacer el esfuerzo de cambiar hasta los zapatos.

Entrando en materia, otros errores de estilo, que vendrían a ser los más comunes que tendemos a cometer las mujeres, serían:

Usar leggins con camisa corta: Los leggins siempre quedan bien si se tiene un trasero fabuloso, pero este año, usen algo más largo sobre ellos, para que quede algo a la imaginación.

Zapatillas: Aunque usar zapatos de tacón puede resultar muy incómodo, las zapatillas no son precisamente la panácea del asunto. Les recomiendo buscar zapatos que ofrezcan la comodidad de las zapatillas.

Busto: No hay por qué andar mostrando los senos a través de la ropa, sea invierno o verano. Los brassieres con acolchado les ayudarán a mantener todo bien tapado.

Pantalones abajo: No te dejes tentar por la moda de llevar los pantalones por debajo de las caderas. Las correas son y serán siempre tus grandes aliadas.

Vía: Fem.mgid