Aunque siempre hablamos de las prendas para lucir en nuestro cuerpo, hay otras que tienen mucha importancia aunque no se vean, como la ropa interior. Pero no la ropa interior elegante y de diseño, esa que nos ponemos para las ocasiones especiales. Me refiero a otras prendas que se llevan debajo de la ropa y que nos ayudan a modelar el cuerpo. Sí, estás pensando bien. Me refiero a la faja.

Y es que esta prenda, odiada por muchas mujeres, en realidad nos sirve a muchas para estilizar nuestra figura. Porque no nos engañemos, aunque intentemos seguir la línea y nos apuntemos al gimnasio y sigamos una dieta sana, cuando los michelines se ponen rebeldes y nos descuidamos un poco, no hay nada que hacer. Y ahora llega un evento importante y queremos ponernos un vestido. ¿Qué hacemos? Pues faja al canto.

Cuando hablamos de esta prenda inevitablemente se nos vienen a la cabeza dos imágenes: una, la faja de la abuela, una prenda horrorosa que puede que sea la culpable de nuestro trauma; y la braja-faja de Bridget Jones. Pero no. Las fajas de hoy en día están hechas para una mujer moderna, así que no te preocupes porque no vas a encontrar esos modelos tan anticuados.

Blanco, Janire o Women’s Secret son algunas de las marcas de lencería que se han atrevido a traer de nuevo esta prenda dándole un toque muy moderno y elegante. Que no te de vergüenza usarla porque están para eso, y además, con unos modelos bastante bonitos. Seguro que lo agradecerás para lucir una silueta estupenda este verano.