Aunque las flores son más típicas de la primavera que del verano, lo cierto es que en esta nueva estación que acabamos de inaugurar oficialmente las flores están más de moda que nunca. Ya no sólo en estampados – que han vuelto con fuerza esas telas florales estilo ochenteras – si no en la cabeza.

Y es que las diademas con flores estilo hippie o incluso más recargadas están a la orden del día. Las habrás visto en revistas de moda y pasarelas y ahora van a dar el salto a la calle. Porque si hay algo que tenemos es que si se lo vemos a alguna celebrity y queda bien, lo adoptamos inmediatamente. Y la verdad es que está bastante bien, porque nos da un look relajado y alegre, que ya nos hace falta en esta época de crisis un poco de alegría en nuestra vida, hombre.

Quedan muy bien como tocado en bodas y ocasiones especiales, aunque ten en cuenta que si eres la invitada no puedes resaltar mucho. ¡No querrás que la novia te la quite a bocados! Así que apuesta por tamaños discretos y colores suaves que peguen con el resto de tu vestuario.

Aunque yo soy partidaria de llevarlas también a diario. Para eso puedes optar por pequeñas diademas finas con un par de flores pegadas que no ocupen mucho espacio en tu cabeza. O bien, en un recogido, añadiendo algunas así con un look casual y bohemio. Recuerda que la moderación es lo que da el toque perfecto a un estilo y que si te pasas de largo puedes acabar arruinando el resto del vestuario.