Si hay una modelo que está haciendo su agosto en el mundo de la moda en pleno invierno esa es sin duda Gisele Bundchen. Y es que parece que todos se la rifan sin importar lo que se paga por su caché y sin importarles siquiera que su rostro y su cuerpo sean los protagonistas en contemporánea de otras firmas que podrían ser directamente su competencia. Y es que en las colecciones de Primavera- Verano tenemos Gisele Bundchen para rato.

Resulta que la brasileña es nada menos que la imagen de marca de Versace, Givenchy y Fidelia, en todas de forma contemporánea. Y aunque evidentemente el púbico en estos casos está muy fidelizado, eso no quita que quien compre en uno no compre en el otro, y que una imagen exactamente igual para todos no le reste exclusividad a la marca.

En realidad, pueden casi considerarme clásica, pero dentro de mi profesión dentro del mundo del marketing puedo a asegurar de que la norma de que cada uno uso una imagen para llegar a su propio público es casi sagrada, y si yo hubiese trabajado para alguna de esas firmas, sabiendo que el sector tenía a Gisele Bundchen como imagen, no me hubiera comprometido con ella. Aunque todo esto, a la modelo le vendrá de perlas, no solo por que aumente su caché si no porque esta temporada primavera verano seguro que su cuenta bancaria ha subido algunos ceros.

Más info | ABC

Comments are closed.