Hawaianas

Parece mentira que el tiempo pase y pase y haya marcas que sean capaces de con una misma filosofía seguir vivas pese al paso de los años. Una de ellas es a la que le vamos a dedicar hoy nuestro post, porque la realidad es que Havaianas han estado presentes durante nada menos que 50 años de nuestras vidas, por lo que muchos como yo ya ni siquiera las habrán visto nacer, y cuando ustedes nacieron ellas ya eran unas treinteañeras. En fin, que el tiempo corre que vuela, como se suele decir, pero las Havaianas se sienten por fuera como el primer día.

Con un corte clásico de chancla pero con estampados modernos, colores flúor y versiones que cambian para adaptarse a cualquier tipo de estilo: pop, surfero, rockero, fashion, posh… el que más y el que menos no se resistido a los encantos de la marca y se ha llevado más de un par a la casa. Y es que como Havaianas no hay otras

Hawaianas

Y es que esa idea que tenemos de la marca se ha construido no tanto en la base del corte del zapato que es una chancla clásica, al menos la colección de verano, si no en todo lo que las rodea sobre diseño y packaging, el cual ha jugado un papel fundamental a la hora de convencer al cliente de que como ellas ninguna. Y así camino andando, se cumplen 50 años desde que aparecieron las primeras Havaianas