Saint Laurent luce un polémica nueva etiqueta

1

Otro de los grandes templos de la alta costura sucumbe un poco más al poder del marketing. En esta ocasión le tocó a la elegantísima Yves Saint Laurent, aunque en realidad tendremos que acostumbrarnos a conformarnos con decir simplemente Saint Laurent, pues a estas simples palabras, junto a un escueto “ París”, se reducirá la etiqueta de la afamada maison.

¿El culpable? Hedi Slimane , quien más. Y aunque poco se haya visto del trabajo artístico de este nuevo creativo de Saint Laurent, mucho se ha sentido su influencia, pero no siempre considerada para bien. En este caso, la abreviación de la etiqueta se debe a un intento por rememorar los orígenes del pret-a-porter de Saint Laurent, que justamente fue denominado únicamente con su apellido por el mismo Yves, con el fin de diferenciarlo de sus productos de alta costura. Ahora, además de decapitar el “Yves”, la nueva imagen de Saint Laurent tendrá la palabra “Paris” en sustitución de la emblemática “Rive Gauche” que tanta conmoción causara por los años 60.

Seguramente estarás pensando que las empresas cambian sus políticas de imagen corporativa a cada momento con el fin de trasmitir nuevos mensajes o adaptarse mejor al marketing, todo lo cual es cierto, pero no te olvides que estas casas francesas de la haute couture son mucho más que una empresa, y los años de arte y tradición que le preceden también forman parte de su magia, y tienen su peso. Por ello, no a todos los clientes y resto del grupo creativo les fascinó esta nueva osadía de Slimane.

Aunque después de todo, si Hedi está a la altura de sus predecesores y Saint Laurent nos sigue regalando colecciones y creaciones elegantes y hermosas, seguramente a nadie le importe que la etiqueta de la marca se haya simplificado un poco, aunque esto signifique ir en contra de los deseos del mismo Yves.

El tiempo dirá. Mientras tanto, seguimos esperando ansiosos la Semana de la Moda de Paris para, entre otras cosas, conocer las creaciones de Hedi Slimane, rogando al cielo para que no se trate de otro caso de “mucho ruido y pocas nueces”.

Comments are closed.