A cualquiera le podría parecer imposible producir un material como el “cocodrilo transparente”, pero si alguien es capaz de producir algo así, ese es Hermes.

El traje que al parecer, más cautivó en el desfile de Hermes es el que llevó Karlie Kloss, amazona favorita de todos los diseñadores, llevando una suerte de segunda piel en cuero negro, mientras blandía un látigo. Su aspecto delgado y sexy, además de fetichista, marcó la pauta de todo el espectáculo de moda que prosiguió después.

Hermes generó un glamour austero pero sensual, utilizando chaquetas y blusas que se cruzaban como alas. Los pantalones que se verán la próxima primavera tienen que ser como estos, de talle alto, amplios como una princesa árabe o pitillos. Los materiales estrellas serán los cueros y las chaquetas de punto, también las chaquetas de gamuza, las faldas de cuero y los accesorios más elegantes y clásicos de Hermes.

Las prendas son llamativas desde lejos, porque lo que más se llevó fue el cuero. Los sombreros como un accesorio dieron la terminación campestre final a las chicas del desfile, que hiban con botas de cuero también, pero sin taco alto.

Los tacos altos por lo que he visto, van quedando relegados a un segundo plano…¿será que al fin está reinando la comodidad?…

Fotos: style

Comments are closed.