Isabel Zapardiez para Cibeles Novias 2012

0

Isabel Zapardiez ha supuesto una sorpresa en la pasarela de Cibeles Novias 1012, presentando una colección que recordaba al relato de un sueño, dominada por el cristal y el rosa, mientras modelos que parecían hadas, desfilaban al compás de la melodía atemporal de La Vie en Rose.

Una colección dominada por el color, algo inusual en una pasarela de novias, pero fiel a la filosofía de la joven diseñadora donostiarra, que es de la opinión de que no importa el vestido en sí, si no la actitud con la que se viste. Por eso ha escogido para los vestidos de sus novias delicados tonos como el rosa palo, beige, azul humo y verde agua.

Los cortes arquitectónicos y las superposiciones marcan las líneas de unos diseños etéreos y dotados de amplio movimiento, confeccionados con delicadas muselinas, gasas, organzas y tules, desfilaron sobre la pasarela de Cibeles como en un sueño.

Uno de los detalles más originales ha sido los sublimes acabados y los adornos, confeccionados artesanalmente con pequeñas piezas de cristal engarzados sobre estaño utilizando la antigua técnica artesanal de las vidrieras. Su brillo acentuaba la sensación de irrealidad y el contraste entre las piezas rígidas en cuello, tocados, amplias cinturas y brazaletes contribuía a acentuar la sensación de movimiento de las telas, al que se sumaba la utilización estratégica de plumas en adornos en hombros y tocados.

En conjunto, una colección inspirada en la pureza de las líneas de Balenciaga, atemporal como los cuentos y maravillosa que cautivó al público asistente desde el primer momento.

Isabel Zapardiez, además de su colección de novias 2013, presentó la de vestidos de fiesta, muy fluida y en consonancia con las líneas de los modelos nupciales.