Miguel Palacio ha optado por ensalzar la figura femenina y la delicadeza de las formas. Prendas muy rectas con cortes limpios y elegantes que se envuelven la figura con una discreta sensualidad.

Su desfile nos traslada a la década de los 70.

Como protagonista indiscutible; el vestido. Los hemos visto de todo tipo, desde los más serios hasta los más delicados y coquetos pero todos enmarcados en un patrón clásico y elegante.

Este desfile ha estado marcado por una peculiaridad: la colaboración de la marca Hoss Intropia, ambas firmas han presentado juntas esta colección a un 75/25 %.

Camisas con hombreras o con flecos, abrigos negros de piel, vestidos y blusas semitransparentes en delicada gasas.

Se introducen nuevos tejidos e incrustación de cristales de colores.

Sin duda merece la pena verlo:


Fotos: Elle

2 Comentarios

Comments are closed.