Seguramente más de alguna vez se han preguntado de dónde vienen esos tejidos de rayón o sintético que componen la mayor parte de las prendas importadas desde China, país en el cual hay muchas fábricas que elaboran diseños para algunas reconocidas marcas.

tex

Saber de donde provienen las fibras y componentes de las telas que usamos a diario, nos ayudará a elegir con mayor sabiduría nuestro vestuario a futuro, sabiendo perfectamente qué telas son idóneas para cada actividad y cuáles son mejor para cada tipo de prenda.

El Rayón fue desarrollado en la época Victoriana, fibra que fue unida con nuevos componentes derivados del petróleo hasta que nace en la década de los 30 y 40. La poliamida o nylon, el poliéster, los acrílicos, las poliolefinas y poliuretanos como el spandex y la lycra comenzaron a ser utilizados por el mercado de la moda recién en los años 50.

tex1

En abril de 1930, el químico Julian Hill, de Dupont, descubre lo que sería la primera fibra de superpolímero. Años más tarde esta fibra se mezcla con el algodón y la lana, permitiendo a los consumidores un cuidado más fácil de los tejidos elaborados con fibras naturales, ya que como bien sabemos, el algodón y la lana por si solas se deforman fácilmente cuando se lavan y incluso ni siquiera conviene lavarlas, obligándonos a llevarlas al lavaseco.

Otra ventaja del polycotton es que resulta en prendas de menor costo para el comprador porque significa menos tiempo en costura y mayor rapidez para ser producidos a un costo menor.

Por los años 80 nace la viscosa, una tela con una caída excepcional, idónea para los trajes de vestir y excelente en su presencia porque no se arruga ni se le forman grumos con el lavado. Ya en el año 2000 los diseñadores han mezclado la lycra, el spandex y las fibras, junto a la viscosa y el acetato creando prendas de vestir muy cómodas y duraderas.

En los 90 se pusieron muy de moda las microfibras, y las pieles sintéticas, que si bien no son de lo más económica producirlas, tienen un resultado aceptable y bonito, que luce bien en abrigos y accesorios.

Fotos: flickr

4 Comentarios

  1. me parece bien lo que dice pero me hace falta saber cosas sobre los tejidos antiguos para un trabajo! 🙂

Comments are closed.