Continuando con las tendencias de la moda para la temporada invernal del 2009 y 2010, tenemos los siguientes estilos:

17

Textura: Este estilo se caracteriza por la arquitectura contemporánea, con estructuras de cristal y principios matemáticos. La geometría se encuentra en el corazón de este mismo estilo. La plasticidad, los engarces, la costura, la decoración en tres dimensiones, los dibujos y los modelos se ven con fuerza. Se combinan colores ultravioleta con negro y hematita, además de las formas geométricas que nos rememoran esos edificios modernos de color negro con cristales de amatista, en violeta. Las piezas de metal se combinan con las grandes piedras.

26

Dreamland: Este estilo, evocador del surrealismo, del sueño de fantasía y el juego son los principales elementos que lo componen. Se combinan las texturas y los materiales sintéticos con materiales de alta tecnología, superficies brillantes y acabados láser. Sobresalen los brillos neón y los reflejos metálicos. Los piercings, las piedras y las piezas de metal son parte esencial de este estilo.

34

Rock: De líneas rectas, volumen y contrastes que combina estructuras finas y toscas. A partir de los grises, se consigue un acabado de apariencia natural que asemeja a las piedras en bruto y a las piedras pulidas. Todas las combinaciones tienen un efecto casual que atraen.

44

Petite: Este estilo combina el oliva oscuro, neón, enebro, musgo y amarillo a la sombra de la cáscara de limón confitada que vendría a refrescar la temporada otoñal. Los detalles son finos, la luminosidad y los reflejos son parte esencial de este estilo.

Vía: jabonexgroup