La moda toxica de Zara combatida por Greenpeace

Muchas veces te hemos hablado de Zara como todo un icono de la moda, pues no puede negarse que esta firma, de las más importantes de la moda mundial, cada temporada sorprende con colecciones de lo más fashion, solo que detrás de esos diseños elegantísimos, prácticos y asequibles, se oculta toda una historia de elaboración que involucraba a productos tóxicos, que además de resultar contaminantes para con el medio ambiente en su etapa de fabricación, una vez puestos, y a causa de la presencia de ciertos productos químicos en las fibras de la ropa, podrían alterar las hormonas del organismo y hasta surtir un efecto cancerígeno  según quedara demostrado por investigaciones científicas realizadas a prendas comercializadas por Zara.

La moda toxica de Zara combatida por Greenpeace

Es así que Greenpeace, desde el año 2011, ha comenzado a tratar con la firma la erradicación de algunos productos químicos de las prendas vestir, culminando en una intensiva campaña ecologista en varios países del mundo, comunicando a la población el peligro de toxicidad de los productos de Zara, pudiéndose apreciar en varias tiendas del mundo, una original protesta encabezada por los maniquíes, que advertían a los clientes y transeúntes sobre estos peligros.

La moda toxica de Zara combatida por Greenpeace

Y, sorprendentemente, tras una verdadera explosión de las redes sociales y paginas de Internet aludiendo al “reto Detox” de Greenpeace para con Zara (y la pésima publicidad que para ésta significa), la firma se ha comprometido a eliminar los productos químicos peligrosos de sus prendas, en un período que se extiende hasta el 2020, lo cual es una gran noticia teniendo en cuenta que Zara, así como las demás firmas que integran el grupo Inditex (Stradivarius, Zara Home, Pull&Bear, Uterque, Massimo Dutti, Oysho y Bershka), conforman la cadena minorista más importante del mundo en cuanto a moda se refiere en el rubro de la indumentaria.

De cualquier forma, Zara aún continua produciendo moda toxica, por lo que talvez sea mejor pensarlo dos veces antes de adquirir una prenda en sus locales, o por lo menos hasta que la firma realice algún cambio en su producción, que haga de sus prendas piezas más amigables con el medio, y menos agresivas para con la salud humana.