El próximo 17 de noviembre estará ya disponible en las tiendas, la colección de Versace para H&M. En esta colección, los colores estridentes, sumados a un diseño atrevido y juvenil, son la tónica que refleja fielmente el espíritu de Versace.

Los estampados y los colores neón son algo ochenteros, pero no por ello, pierden su glamour sino que muy por el contrario, todas las prendas han ganado un glamour insospechado en tiempos donde lo minimalista y recatado se ha vuelto la norma, y donde lo extravagante y exótico había perdido lugares, debido a la crisis anímica que ha producido la economía alicaída en todo el mundo.

Cuando hay crisis, es cuando hay que tratar de darse ánimos, y si la ropa ayuda de alguna forma a hacerlo, creo que no se debe dejar de lado, y hay que sumarla al armario, considerándola como un activo que nos ayudará a trabajar y a vivir mejor.

Estoy muy convencida que cuando una mujer se viste bien, consigue deslumbrar no solo a los demás, sino también a si misma, a nivel subconsciente, desplegándose en ella otra actitud, una actitud más osada y fuerte, que de seguro no tendría si no llevara ropa con características especiales, como la de Versace.

Vía: Racontenidos

Comments are closed.