La idea de que los vestidos y las faldas deben ir con tacos altos, ya está quedando obsoleta, como cosa del pasado, ya que hoy en día, la tendencia es ir con zapatos cómodos, y qué mejor zapato cómodo que una zapatilla de color, y un color fuerte.

Entre las zapatillas más usables, estarán las afamadas marcas Converse, que dicho sea de paso, son de mis favoritas, con sus típicas estrellas y bordados. Otras son Superga o las Louboutin. Los colores más deseados, serán los tonos neón, que se pueden mezclar con texturas como la piel de serpiente, los jeans de color, las minifaldas de vestir, los vestidos de calle, y los leggins con chaquetas de cuero.

Probablemente, las zapatillas perduren en el tiempo, mucho más como moda de lo que han persistido los tacones, y esto lo digo porque percibo que los tiempos han cambiado, y las mujeres más modernas, antes de preferir lo estilizado, prefieren lo cómodo y versátil. Quizás me equivoque, pero creo que no estoy tan lejos, sino cómo se explica que cada vez vea mas zapatos de tacón con almohadillas para hacer mas cómodo cada paso al caminar, o que los zapatos de tacón, sean cada vez más flexibles, como imitando las características propias de las zapatillas deportivas.

Vía: Refinery29