Una cartera nunca posee el tamaño suficiente para la imaginación femenina. Debemos estar prevenidas ante cualquier contingencia que suceda en nuestro camino: hilo, libros, móviles, reproductores de música, agendas, bolígrafos multicolores, kleenex, bebidas y, especialmente, el bolso de cosméticos.

Este particular objeto contiene los innumerables secretos que nos hacen sentir bellas. Sin embargo, aún con su problemático tamaño, nos genera una dependencia que traspasa los límites tolerables: ¡creemos que al olvidar el maquillaje pasamos de ser la Cenicienta de ensueños a una enorme calabaza!

A no desesperarse, chicas, ya que con tan sólo un producto de vuestra elección podrán estar radiantes en sólo minutos y además vestir esos diminutos bolsos que tanto os gustan. Simplemente tienen que elegir uno de sus amigos para la cita: labial, colorete o delineador de ojos y ¡listo!

Labial: elige un color de la gama de los rosados. Te sorprenderán los efectos que logras utilizándolo no sólo en tus labios sino en tus mejillas y tus ojos. Procura que la concentración de color comience en tu boca y se minimice en tus párpados. Así lograrás un look fresco y diurno.


Colorete: ruboriza tus ojos y mejillas. Recuerda resaltar el maquillaje en la profundidad del párpado, para acentuar tu mirada. Rubores en polvo o cremosos servirán a los mismos efectos.

Delineador de ojos: si quieres lograr un maquillaje nocturno e intenso, con tu lápiz negro puedes también pintar tus párpados. Sólo debes esparcir la pintura con la yema de tus dedos y ¡serás toda una rockstar!

Así que ya sabes, si olvidaste tu kit de maquillaje en casa o quieres quitarle peso a tu vida, con un sólo producto ¡obtienes múltiples beneficios!

1 Comentario

  1. Super útil! siempre me conflictua el hecho de llevar todo el set de maquillaje en mi cartera. Me has dado una de las ideas más prácticas!

Comments are closed.