Acudir como invitado a una boda es uno de los grandes desafíos a los que, en mayor o menor medida, tenemos que enfrentarnos en algún momento de nuestra vida. Especialmente cuando nos referimos al vestuario. Por protocolo, encontrar el look perfecto para acudir a un evento de tales dimensiones no es sencillo. No importa lo mucho o poco que te guste la moda, siempre hay que estar a la altura de las circunstancias.

Sin embargo, y pese a que la ropa suele ser el centro de atención en el momento de escoger el vestuario, la realidad es que cualquier mínimo detalle tiene una gran importancia. En el caso de los protagonistas de la boda, los sobres en los que dan la invitación tienen una gran importancia. Existen páginas web como www.sobres.es que se encargan de personalizarlos al máximo, con el objetivo de aportar un toque propio a cada invitación. En el caso de los invitados, los accesorios. A continuación, algunos de los más importantes.

Cinturones y tocados

Tanto los cinturones como los tocados siempre son dos de los accesorios que más vemos en cualquier boda. Sin embargo, es importante escoger los más adecuados con el objetivo de que combinen a la perfección con el outfit escogido. En este caso, una de las combinaciones que siempre resulta ganadora son los estampados de flores, especialmente en la época del año en la que el clima acompañe.

El bolso

El bolso es uno de los must para cualquier boda, y también uno de los accesorios en los que más se fijan el resto de invitados. En la elección del bolso, el tamaño juega un papel esencial. Tiene que ser lo suficientemente pequeño como para poder llevarlo en la mano sin que tengamos que soportar un gran peso, pero tiene que contar con las dimensiones justas que nos permita depositar en él todo lo que vayamos a necesitar durante el evento.

También te puede interesar:
Tendencias retro; las blusas de la abuela

En este sentido, el bolso tiene que combinar con la ropa que hayamos escogido. Los tonos negros con detalles en plata siempre son una de las mejores opciones por las que podemos decantarnos.

Pendientes, collares y brazaletes

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que hay que evitar a toda costa lucir un set completo de joyas, puesto que podría recargar en exceso nuestro look. Por ello, una de las mejores opciones cuando se trata de acudir a una boda y no llamar demasiado la atención es apostar por los brazaletes discretos y por los collares de grandes dimensiones.

En la mayoría de los casos, estas dos opciones son más que suficiente para lucir el mejor de los looks.

Detalles metalizados en el pelo

Especialmente en los últimos años, los detalles metalizados para el pelo se han puesto más de moda que nunca. Desde figuras geométricas hasta hojas de árbol, cualquier opción puede ser válida si consideramos que encaja a la perfección con el resto de nuestra ropa.

Su combinación con el resto de joyería por la que nos hayamos decantado será uno de los puntos a los que más atención deberemos prestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here