Cuando vemos que un producto de belleza está compuesto de aceite, lo primero que se nos viene a la cabeza es que se trata de un producto grasiento y que dejará en nuestra piel un toque brillante. El problema aquí es que no siempre el culpable es el aceite, o al menos los aceites vegetales, sino que influyen otras cosas.

Aceites en la cosmética

cosmetica oil free

En el mundo de la cosmética, la mayor parte de aceites que se utiliza son aceites minerales que son derivados del petróleo. Debido a esto, es habitual que nuestros poros se obstruyan, observando como quedan más imperfecciones de las previstas. Lo cierto es que los aceites pueden aportar mucho beneficio a nuestra piel, pero siempre que sean de origen vegetal.

Estos aceites vegetales utilizados en la cosmética ecológica, son extraídos sin alterar la composición natural del fruto ni sus propiedades. Su textura no deja una piel untuosa, sino mas bien todo lo contrario, ofreciendo multitud de funciones nutritivas.

Recomendación de su uso

Los aceites vegetales resultan muy apropiados para las pieles grasas, justamente, ya que su textura es parecida al sebo natural de la piel y es capaz de regularla y equilibrarla. “Para una piel grasa es muy importante el hábito de la limpieza, ya que de esta manera se reduce la acumulación de sebo en la superficie cutánea. También lo es el empleo de un buen tónico, crema hidratante y exfoliación de la misma”, añade Alejandra.

Cabe saber que todos los aceites que Maminat utiliza “tienen propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y regeneradoras para la piel y engloban numerosas vitaminas (A, D, E, F, K) y ácidos grasos, que penetran muy bien en la dermis, la nutren y protegen. Además ayudan a reconstruir el manto hidrolipídico”, indica Natalia. “La gente escucha oil free y al ver que nuestras cremas y las de cualquier marca de cosmética natural llevan aceites, se echan las manos a la cabeza. Pero es importante recordar que lo que se debe evitar son los aceites sintéticos, no los vegetales”.

Ahora sí está claro. Sabemos que sin la hidratación y nutrición que aporta el uso de aceites naturales vegetales, nuestra piel genera más sebo o grasa para compensar la ausencia de nutrición. “Al final todo depende de la fórmula de cada cosmético y de las propiedades que cada aceite vegetal tenga para nuestra piel”, apunta Natalia. “En Maminat utilizamos productos de origen natural y en su mayoría ecológicos. Todos nuestros cosméticos están elaborados con plantas silvestres aromáticas, aceites vegetales y aceites esenciales que garantizan unos resultados excelentes. Además, nuestras cremas faciales están divididas según el tipo de piel: seca, mixta o grasa. Variamos la fórmula en función de las necesidades de cada tipo de tez”.