Los modelos que propone Moschino para la primavera 2011 tienen una mezcla de ecléctico y retro formal que se funde con un estilo de toque masculino.

Los puntos, las rayas, los contrastes en blanco y negro, los choques de texturas y los volantes que cayeron por encima de los tobillos acercaban algunas prendas mucho más a lo que se usaba en el viejo oeste o los raros modelitos que se usaban ahí por los años 80.

La muestra no estuvo exenta de detalles extravagantes, aunque a mi parecer, no fue todo tan fuera de serie, porque esos pantalones aglobados, las chaquetas brillantes y los contrastes, ya los he visto antes y la única diferencia que percibo esta vez, es que se mezclan los estilos, pero no se ha creado uno nuevo al 100%…

No sé si llegaría a usar ropa mezclada  del modo que lo ha hecho Moschino. Lo que no pongo en juicio, es la calidad de las prendas, muy de alta costura, pero ¿será tanto el atrevimiento como para llevar un vestido de campo en la ciudad?.

Una chaqueta a rayas, y para peor, horizontales, no deja muchas opciones a una chica promedio…veo que nuevamente no se ha pensado en la mujer real, pero vayan a decirle eso a una marca célebre que lleva 30 años en el mercado…

Fotos: style

Comments are closed.