Nuevos zapatos de Cenicienta diseñador por Stuart Weitzman

Seguramente ya habrás escuchado la noticia del estreno el próximo 3 de marzo, en Brodway, del musical Cenicienta. Pues tal es el furor que ha causado esta nueva producción a cargo de Rodgers y Hammerstein que hasta ha sacudido al mundo de la moda, si bien en este caso se debe a un detalle en concreto: los zapatos de Cenicienta.

Como has de suponer, el musical recrea la famosa historia de la joven Cenicienta que, de ser maltratada y explotada por su madrastra y hermanastras, pasa a convertirse en la princesa del reino luego de haberse enamorado del príncipe real durante el baile que éste dio, y al que Cenicienta asistiera con el bonito look que le diseñara el Hada Madrina (¿sería de Alta Costura?), y que a más de una chica a inspirado para sus vestidos de novia.

Pero el principal detalle que le da un toque mágico a la historia es el famoso zapato, por medio del cual el príncipe busca y finalmente encuentra a Cenicienta. Por eso mismo, no se trata de un simple complemento, sino que es el elemento clave que resume toda la magia y glamour que encierra esta historia, por lo que no nos ha de extrañar que desde la compañía organizadora del Cenicienta Musical recurrieran a un prestigioso diseñador de zapatos para que vistiera los pies de la Cenicienta del siglo XXI: Stuart Weitzman.

Este diseñador oriundo de Nueva York, con un marcado estilo romántico y casi irreal a la hora de crear complementos, a buscado recrear una pieza de calzado que resulte verdaderamente bella y esté a la altura de la historia, pero sin descuidar las características necesarias para que Laura Osnes (la interprete de cenicienta) pueda bailar y movilizarse sin ninguna dificultad.

Practico y bonito, una combinación que no siempre se logra encontrar. Aunque en lo de bonito vasta con solo mirar estos diseños para percatarnos de ello, pues mediante un diseño en vinilos trasparentes, con tacos aguja y la utilización de más de 5.000 cristales Swarovski que le aportan un increíble esplendor a estos zapatos,  Stuart Weitzman ha logrado resumir en un par de zapatos toda la magia y romanticismo que rodea el nombre de Cenicienta.