En las grandes ciudades, ir a una tienda de compras y perderse horas y horas es una actividad que ya casi despierta nostalgia, porque el tiempo no alcanza para todo.

A pesar de esta limitante, los armarios pueden alimentarse de prendas encontradas en tiendas que estén a la pasada o que incluso venden en los supermercados. Conseguir armar un conjunto de ropa otoñal aceptable en estas condiciones puede ser un poco difícil, pero aún así, de que se puede lograr, se puede.

Un básico sería un abrigo tipo trench como el de Vera Wang en negro. También son indispensables un par de botitas negras, un pantalón recto en color rojo furioso, que queda espectacular con un par de zapatos de charol rojos o negros.

También tienen que pensar en los accesorios, como unas correas de charol elaboradas en medidas finas, a fin de ayudarse a ajustar sus pantalones con  estilo.

Para terminar, unos pendientes pequeños harán que sus conjuntos de ropa se conviertan en un atuendo glamoroso. Es increíble ver cómo cambia un atuendo completo después de ponernos los accesorios, por muy pequeños que sean. Para qué decir cuando se trata de accesorios grandes, como un bolso, un par de botas o un sombrero. Todo mejora cuando hay accesorios de por medio.

Vía: Refinery29

1 Comentario

Comments are closed.