Las bailarinas llevan ya unos cuantos años sin bajarse de las listas de imprescindibles temporada tras temporada. Ese éxito continuo hace que los diseñadores tenga cada vez más complicada la labor de innovar y presentar cosas distintas. Esta temporada sin embargo, he de decir que la colección de Pura López aprueba con sobresaliente en cuanto a diseño y originalidad.

La colección es divertida innovadora y muy elegante. Hay diseños para todos los gustos dentro de un abanico de tonos clásicos. La firma apuesta fuerte por los adornos XXL, llamativos, curiosos y sobre todo diferentes.

Las primeras llevan un rosetón voluminosos hecho de mini-tiras que ocupa toda la punta del zapato, el material es charol y el color borgoña, uno de los preferidos de esta temporada, además es perfecto para el invierno.

Estas segundas sin embargo son más clásicas, en ante de tono beigue llevan un disco de piel en la misma gama de color. La pega es que son más delicadas por el material…prohibidas en días de lluvia o en superficies de tierra pero las bailarinas son como los tacones, hay que tener unos para cada ocasión.

Las más originales pueden apostar por estas en tono mostaza y puntera de pico con un rosetón hecho de corazones.

Las clásicas de toda la vida tenemos una versión renovada de la bailarina de toda la vida con punta redondeada y lazo zapatero en ante, el punto original lo ponen las mini tachuelitas redondas.

Las hay en blanco, gris y beigue y quedan genial con vaqueros, con vestidos, bermuditas y faldas.

Fotos: Pura López 

Comments are closed.