Rizos ochenteros y método curly: tendencia para esta primavera 2023

Hasta hace algunos años, los rizos ochenteros estaban pasados de moda. Nadie quería hacerse una permanente por miedo a estropearse el pelo, pero gracias a la mejora en calidad de los productos y una mayor profesionalización del sector, se puede conseguir resultados espectaculares. Hoy por hoy, es posible utilizar los moldes que queramos, incluso los bigudíes de toda la vida con los con conseguir desde un rizo afro ochentero, hasta unas beach waves.

Para esta primavera, los rizos vuelven a estar de moda, y un ejemplo es el corte Morrison. Este peinado es ideal para cabellos rizados y ondulados gracias a sus formas definidas en las que se destaca la importancia de un flequillo largo que enmarque el rostro con los rizos. Se trata de un peinado que favorece a las caras alargadas y ovaladas, proporcionando volumen lateral.

La técnica para conseguir los clásicos rizos ochenteros es la misma que la utilizada en aquella década, siendo lo más importante la elección del tamaño de los rollos: Es un proceso de unas dos horas mínimas, en las que se fija y neutraliza el rizo con productos químicos. Es recomendable sobre cabellos naturales resistentes y nada aconsejable sobre cabellos teñidos, sensibles o con balayage. Es un proceso que puede afectar la calidad del pelo, por lo que hay que ponerse siempre en las mejores manos” – aclara David Lesur, director de formación de los salones David Künzle.

El rizo ochentero, paso a paso

Paso 1 – “Comenzamos lavando con un champú purificante sin acondicionar sobre el cabello mojado, y hacemos el montaje con los moldes adecuados para la forma que queremos conseguir”.

Paso 2 – “Luego, saturamos con el producto de permanente, esperamos el tiempo de exposición y dependiendo del líquido será entre 20-30 minutos, siempre mirando el proceso cada 10 para controlar el estado del cabello”.

Paso 3 – “Una vez pasado este tiempo, aclaramos abundantemente, quitamos la humedad pero sin quitar los moldes y procedemos a aplicar el neutralizante que nos ayudará a fijar la nueva forma del cabello (10 minutos con los moldes puestos y otros 10 sin ellos)”.

Paso 4 – “Finalmente, aclaramos y nutrimos para devolver el pH al cabello, y volvemos a aclarar para proceder al secado. A ser posible, no hay que volverlo a lavar hasta pasadas 48 horas con el fin de asegurarnos la durabilidad”.

Método curly para principiantes

Si después de averiguar qué es el método curly (una especie de guía para tratar el cabello rizado con productos naturales y no abrasivos, además de respetuosos con tu pelo y el medio ambiente), piensas que necesitas cien productos para conseguir los resultados que has visto por ejemplo en Instagram, andas totalmente equivocada. Solo necesitas estos cuatro pasos, como recomiendan desde Dalire, empresa sevillana dedicada a la fabricación de champús sin sulfatos:

Paso 1: un champú nutritivo e hidratante sin sulfatos, sales, alcoholes o siliconas, para que nuestros rizos estén suaves y podamos evitar también el frizz o regular el exceso de sebo (grasa).

Paso 2: una mascarilla hidratante una vez que ya tengamos el cabello limpio, utilizando previamente un acondicionador que aplicaremos de medios a puntas para que el rizo sea más definido y flexible, y para que nos facilite el peinado evitando enredos. También funciona para la descamación.

Paso 3: un cepillo antienredos para después de la ducha: Ya sabemos que el pelo rizado es mejor peinarlo en mojado porque en seco romperá nuestros rizos y nos generará mucho frizz, pero también sabemos que el pelo mojado es cuando más débil está y más tiende a romperse, por lo que tengamos un poco de cuidado” – aconsejan desde Dalire.

Paso 4: un gel o crema para definir rizos que nos ayude a definirlos y peinarlos.

Últimos artículos

Scroll al inicio